1

617_1198864664_foto%203La mañana del 12 de septiembre de 1953, más de 750 invitados acudieron ala Iglesia St. Mary en Newport, Rhode Island, para asistir a la boda entre John Kennedy y Jacqueline Bouvier. Fue una boda de día,  La ceremonia fue presidida por el Arzobispo Richard Cushing. Para la ocasión la Iglesia fue decorada con gladiolos rosas y crisantemos blancos. La alianza que recibió Jacqueline fue de diamantes y esmeraldas.

El vestido de novia lo diseño Ann Lowe, que tenía cuello barco, manga corta, ceñido en la parte superior y con una falda amplia. El velo alguna vez perteneció a su abuela, y las joyas fueron perlas que pertenecían a la familia. Jackie sería para siempre relacionada con las perlas como su accesorio característico.

La recepción se llevó a cabo en Hammers mith Farm, donde 1200 de sus amigos y familiares los esperaban. Fruta, pollo y helado en forma de rosas, además de un pastel de cinco pisos, fueron la forma de los novios de tener un evento muy personal, sin pretenciones. Los ubicó como una pareja cien por ciento americana y muy aterrizada.

Los recién casados bailaron su primera canción juntos, “I Married an Angel”, interpretada por The Mayer Davis Orchestra. Pasaron la noche en Nueva York, se quedaron en el famoso hotel Waldorf-Astoria y al día siguiente partieron a Acapulco, donde estuvieron dos semanas.

jackie1

 

Pin It on Pinterest

Share This